Magdalenas de nata y naranja

23 May

La receta de hoy es de las clásicas, unas magdalenas rústicas con su copete incluido 🙂

No tienen mucho misterio porque son las típicas de pueblo, podéis hacerlas a mano o con robot. Indicaré las dos opciones más abajo.

INGREDIENTES:

  • 360 gr harina normal
  • 4 huevos grandes
  • 200 gr de azúcar
  • 250 gr de aceite de oliva suave
  • La ralladura de una naranja
  • 120 ml de nata para montar
  • 16 gr de levadura tipo Royal
  • Una pizca de sal

PREPARACIÓN A MANO:

  1. Batir los huevos con el azúcar hasta que espumen y blanqueen. Cuanto más batido mejor.
  2. Añadir la ralladura de naranja y mezclar.
  3. Añadir la nata y el aceite de oliva suave. Mezclar de nuevo hasta que se integre bien.
  4. Añadir la harina con la levadura tamizada y la sal. Mezclar despacio con movimientos envolventes; una de las claves para que hagan copete es no perder el aire del primer batido de huevos y azúcar.
  5. Colocar en cápsulas, he elegido cápsulas rígidas, si tenéis de las clásicas debéis utilizar bandejas con huecos para que no pierdan la forma y suban bien. Las cápsulas se llenan 3/4 partes.
  6. Meter las cápsulas a la nevera entre 30 minutos y una hora (máximo).
  7. Precalentar el horno a 230º C calor arriba y abajo sin aire.
  8. Sacar las magdalenas del frío y espolvorearlas con azúcar por arriba.
  9. Bajar la temperatura a 210º C y hornear durante 15 minutos o hasta que estén doradas, lo más fiable es pincharlas transcurrido ese siempre para saber si están hechas por dentro.
  10. Sacar del horno y dejar enfriar.

PREPARACIÓN CON ROBOT:

  1. Colocar en la jarra con la mariposa, los huevos y el azúcar 7 minutos, velocidad 3 a 37º
  2. Añadir la ralladura 6 minutos, velocidad 3 , sin temperatura.
  3. Añadir la nata y el aceite, velocidad 2 durante 3 minutos.
  4. Quitar la mariposa y añadir la harina, la levadura y la sal. Programar velocidad 6 durante 8 segundos.
  5. Rellenar las cápsulas, guardar en la nevera, precalentar el horno a 230°.
  6. Espolvorear las magdalenas con azúcar y hornear durante 15 minutos bajando la temperatura del horno a 210º.

Anuncios

Tarta Serradura

14 May

¡Bom día! Así tendría que saludaros si estuviese en Portugal, pero como no lo estoy, tendré que conformarme con un postre tradicional.

El “doce de serradura” es un postre que se encuentra en cualquier parte del país, y de los pocos que no necesita huevo en su elaboración. Generalmente se sirve en copas pero preferí hacerlo en tarta porque ocupa menos en la nevera.

Básicamente es una crema de nata con capas de galleta intercaladas. Lleva pocos ingredientes y es muy fácil de hacer, además no necesitamos horno.

INGREDIENTES

  • 750ml de nata para montar 35% MG que esté fría de la nevera
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 1 tubo y medio de galletas tipo María, previamente molidas
  • 1 paquete de hojas de gelatina
  • 75 gr de mantequilla fundida

PREPARACIÓN

  1. Primero forramos la base de un molde de aro con papel vegetal para facilitar el desmoldado.
  2. Preparamos la base de galleta; mezclando mitad de la galleta molida con la mantequilla y repartiéndola de forma uniforme por el fondo del molde. Meter en el congelador.
  3. Sumergir la gelatina en agua templada para que ablande, después la meteremos en un vaso con un poco de agua muy caliente para diluirla más rápido, reservamos.
  4. Montamos la nata hasta que esté muy firme, y añadimos la leche condensada a mano, mezclándola con una espátula con movimientos envolventes para que no pierda aire la crema.
  5. Añadimos el agua con gelatina que ya debe haber templado y removemos bien de nuevo.
  6. Sacamos el molde del congelador y vamos colocando capas de crema y de galleta molida ( la otra mitad que no gastamos antes).
  7. Metemos en la nevera al menos 4-5 horas y ya podremos desmoldarla con cuidado para comerla 🙂

El resultado es una tarta fresca, perfecta para verano, de textura ligera y esponjosa, se deshace en la boca. Si no sois muy dulceros podéis reducir la cantidad de leche condensada sin problema.

Por último comentar que hice cambios en Instagram, separando el blog de cosmética del de cocina, así que el perfil para cocina es @iccakes allí podréis encontrar recetas express saladas, hablo sobre ingredientes y productos que utilizo y novedades 🙂 ¡allí os espero!

Galletas de cerveza

7 May

img_4352.jpg

La receta de hoy es una receta súper fácil, muy rápida y con tan sólo 4 ingredientes entre los cuales no está el huevo. Galletas de cerveza. Pueden hacerse dulces, como es este caso, o saladas para el aperitivo, eliminando el azúcar y colocando sal gruesa sobre las galletas, quedarán estilo crackers dependiendo del grosos que tengan.

INGREDIENTES (30 unidades grosor medio)

IMG_4339

  • 330 gramos de harina normal sin levadura
  • 150 gramos de mantequilla blanda
  • 100 gramos de cerveza, la variedad que prefiráis
  • 75 gramos de azúcar

PREPARACION:

  1. Precalentar el horno a 180 C calor arriba y abajo sin aire.
  2. Mezclar en un bol todos los ingredientes hasta que se forme una masa manejable que no se pegue a las manos.
  3. Es más cómodo hacerlo con amasadora o robot, pero a mano también se puede.IMG_4340
  4. Hacer una bola con la masa y estirarla sobre la encimera previamente enharinada. Es una masa muy manejable y agradable al tacto.IMG_4341
  5. Con un cortador, o un vaso, cortar las galletas e ir colocándolas con cuidado en la bandeja de hornear donde habremos puesto papel vegetal.
  6. Hornear durante 20 minutos. No crecen demasiado ya que no llevan levadura adicional, sólo el gas del la cerveza.IMG_4342
  7. Retirar del horno y dejar enfriar del todo, lo ideal es sobre una rejilla. Cuando hayan enfriado tendremos unas galletas crujientes listas para degustar.IMG_4343IMG_4351

IMG_4353

Así quedan por dentro, el sabor más marcado es el de la mantequilla, la cerveza se notará más si utilizáis una cerveza negra, pero el color de las galletas también será diferente 😀

¡Hasta la siguiente receta!

Trufas a la naranja y Brigadeiros

1 May

IMG_4323

Después de la receta anterior que llevaba su buena dosis de chocolate, esta semana sigo en modo chocolate ON 😀 la receta de hoy es doble, decidí juntarlas porque son similares.

Por un lado unas trufas aromatizadas con naranja, y por el otro unos brigadeiros típicos de la repostería portuguesa, que no dejan de ser una “modalidad” de trufa.

Ahora que se acerca el día de la madre, pueden ser un buen detalle, por no decir que presentarse con unas trufas hechas por uno mismo siempre es un puntazo. Son muy fáciles de hacer, lo único que da trabajo es formarlas, eso es trabajo 100% artesanal.

INGREDIENTES TRUFAS A LA NARANJA (24 unidades aprox.)

IMG_4314

  • 400 gr de chocolate negro para fundir
  • 140 gr de nata líquida para montar 35% M.G.
  • 2 cucharadas de whisky o ron moreno
  • la ralladura de una naranja
  • una vaina de vainilla
  • cacao puro en polvo para adornar
  • moldes de papel para trufas

PREPARACION:

En esta ocasión las hice en el robot de cocina, pero explicaré el proceso en thermomix o similares, y también el proceso a mano.

Con robot de cocina:

  1. Poner en la jarra el chocolate troceado y picarlo a velocidad 10 durante 15 segundos. Bajamos los restos con una espátula.
  2. Añadir la nata, el whisky, la ralladura de naranja y el interior de la vaina de vainilla (abriéndola longitudinalmente y extrayendo con un cuchillo los gránulos, no tiréis la vaina limpia porque os servirá para aromatizar otros postres)IMG_4317
  3. Programar 5 minutos, velocidad 3 a 50 grados.
  4. Engrasar con mantequilla el recipiente donde vayamos a poner la masaIMG_4318
  5. Verter la masa dentro y dejar enfriar, después meterlo en la nevera un par de horas para que solidifique.IMG_4319
  6. Para hacer las bolitas: es mejor usar guantes finos desechables, de esta forma evitamos derretirlas con el calor directo de las manos y se manejan mucho mejor. Incluso unto mantequilla en los guantes para ir mas rápido. Se cogen porciones de masa con una cuchara de postre, se les da forma y se pasan por cacao en polvo, después se meten en las cápsulas de papel (se venden en casi cualquier super). A la hora de pasarlas por el cacao lo que hago es introducirlas de una en una en un bol de desayuno donde he puesto el cacao, y le doy vueltas al bol hasta que están “rebozadas” después las saco con una cuchara y a la cápsula de papel.IMG_4324
  7. Se pueden adornar a mayores con tiras de naranja. El resultado es una trufa cremosa, que se deshace en la boca. Para guardarlas las meto en una caja y a la nevera.

Receta a mano:

  1. Poner la nata a calentar en un cazo, mientras tanto, picar el chocolate en trocitos o bien podéis usar gotas de chocolate directamente.
  2. Cuando la nata empiece a humear, sin llegar a hervir, añadimos el chocolate y removemos constantemente hasta que se funda.
  3. Añadir el Whisky, la ralladura de naranja y la vainilla. seguir removiendo hasta que se integre todo bien y tengáis una masa muy cremosa, como unas natillas muy densas.
  4. A partir de aquí los pasos son los mismos desde el paso 4 de más arriba.

Y ahora vamos con la receta de los Brigadeiros, con su masa también se pueden rellenar o cubrir tartas, e incluso hacer bizcocho de brigadeiros. La diferencia es que en vez de nata se utiliza leche condensada, es una masa más delicada, se trabaja peor porque se funde antes. Pero no por ello menos rica. De dieta no son, pero un día es un día 😀

INGREDIENTES BRIGADEIROS:

IMG_4312

  • 400 gr de leche condensada
  • 60 gr de cacao puro en polvo
  • 20 gr de mantequilla
  • Fideos de chocolate para adornar o cacao en polvo
  • Cápsulas de papel para trufas

PREPARACION

  1. EN ROBOT: poner todos los ingredientes en la jarra y programar 15 minutos, velocidad 3 a 120 grados. A MANO: poner todos los ingredientes en un cazo a fuego medio-alto, remover constantemente al menos 10-12 minutos hasta que se forme una crema espesa.
  2. Engrasar con mantequilla el recipiente para poner la masa, verter y dejarla enfriar, hay que meterla en la nevera para que solidifique un par de horas mínimo.IMG_4313
  3. El resto de pasos es igual al de las trufas, formar bolitas y rebozarlas, en el caso de los brigadeiros, hay que intentar hacer las bolitas mas rápido porque se funden antes, y siempre hay que untar las manos o los guantes con mantequilla para evitar que se peguen y se acaben deshaciendo.IMG_4326
  4. Son tan cremosos y delicados con el calor, que incluso a veces se aplanan dentro de los moldes, eso puede solucionarse añadiendo más cacao durante la cocción pero la textura no queda igual, y lo que se pretende es que se deshagan en la boca.IMG_4325
  5. Estos hay que guardarlos en frío sí o sí. Aguantan varios días, pero al menos en mi casa este tipo de cosas no duran ni dos telediarios 😀

Tarta Sacher

23 Abr

IMG_4219

Allá por 1832 el jefe de cocina Eduardo Sacher creó esta tarta para el príncipe de Austria, años después, la receta pasaría a manos de su nuera Ana, que la convirtió en el pastel de inauguración del famoso Hotel Sacher de Viena. Y es que cuando pienso en Viena, me vienen a la mente los bombones Mozart y la tarta Sacher.

Y hay variedad de recetas, que varían en cantidades e ingredientes, es difícil elegir, pero para el blog suelo tirar por opciones mas sencillas y fáciles. El resultado ha sido todo un éxito.

La hice ayer y me pasó de todo, desde claras que no se montaban hasta chocolate quemado en el microondas, pasando por darme cuenta en el último momento de que no tenía mermelada de albaricoque 😀

INGREDIENTES

  • 140 gr de mantequilla temperatura ambiente
  • 120 gr de azúcar
  • 200 gr de chocolate fondant para repostería
  • 8 huevos
  • 140 gr de harina normal
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • 200 gr de mermelada de albaricoque (yo no tenía y la cambié por mermelada de calabaza, nadie se dio cuenta :D)

Para la cobertura:

  • 200 gr de chocolate fondant para repostería
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal

PREPARACION:

  1. Precalentar el horno a 170 C calor arriba y abajo sin aire
  2. Derretir el chocolate al baño maría y dejar templar
  3. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se forme una crema. Separar las claras de las yemas.
  4. Añadir poco a poco el chocolate fundido sin dejar de batir
  5. Añadir las yemas de huevo de una en una sin dejar de batir hasta que se integren. Reservar
  6. Montar las claras a punto de nieve, mejor si están a temperatura ambiente y os ayudará añadir unos granitos de sal para que monten bien.
  7. Añadir las claras montadas a la crema que tenemos reservada, con movimientos suaves y envolventes, lo ideal es utilizar una espátula.
  8. Mezclar la harina con la levadura, y espolvorearla sobre la masa con un tamiz o colador. Integrar todo, de nuevo con movimientos envolventes.
  9. Poner la mezcla en un molde engrasado y hornear durante 40 minutos.
  10. Sacar del horno y dejar enfriar.
  11. Desmoldar y cortar el bizcocho a la mitad, con una lira para bizcochos o bien con un cuchillo de sierra con cuidado, intentando ir recto.
  12. Untar la mermelada en una de las tapas del bizcocho. Cubrir con la otra tapa y poner encima el resto de la mermelada (este paso es lo típico, yo no lo hago porque me resulta demasiado dulce)
  13. Hacer la cobertura fundiendo el chocolate al baño maría con la mantequilla, hasta que no queden grumos (si tienes thermomix puedes hacerlo mas rápido a velocidad 2, 90 grados durante 6 minutos).
  14. Repartir la cobertura por encima de la tarta y los laterales.
  15. Dejar enfriar del todo y…¡ponerse las botas!

Otra forma de hacer la cobertura sería con una ganache, mezclando nata de montar con chocolate, queda una cobertura más brillante, pero lleva algo más de tiempo, y yo creo que el resultado no difiere demasiado.

IMG_4213IMG_4214

Debo decir que 24 horas después solo queda un trocito de esta Sachertorte…

Starbucks Lemon Loaf

19 Abr

IMG_4157

Hoy traigo una receta que llevaba bastante tiempo sin hacer, es de un bizcocho de limón que se puede encontrar en los Starbucks de varios países, aunque creo que en España no.

El caso es que tengo hace años un libro de recetas de esta cadena de cafeterías, y de todas las que trae, esta es de las preferidas en casa. También se conoce como Starbucks Lemon Pound Cake. Es delicioso, con un sabor a limón muy marcado. Nos gusta tanto que hice dos, y sé que no llegarán al lunes…

Las medidas están en tazas, para hacer recetas americanas lo mejor es tener un medidor que incluya esta medida, os recomiendo este de Tiger, que trae también la medida de taza en Reino Unido, ligeramente más grande que la norteamericana.

IMG_4161

Así que empecemos con la receta 😀

INGREDIENTES

img_4143.jpg

  • 1 1/2 taza de harina normal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 huevos grandes
  • 1 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de mantequilla temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 cucharadita de aroma de limón (no es obligatorio, yo no tenía hoy)
  • 1/3 taza de zumo de limón
  • la ralladura de un limón
  • 1/2 taza de aceite, no especifica pero yo uso de oliva

***el bicarbonato y la levadura royal pueden sustituirse por gasificante, venden en mercadona las cajas y hay que echar un sobre de cada color, para mi gusto funciona mejor que lo que pone la receta. Si nos pasamos con la levadura puede hundirse por el centro ya que llega un punto que no aguanta el peso de la masa. Las claves son la temperatura correcta y la levadura justa.

Para el GLASEADO

  • 1 taza de azúcar glacé
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas de leche

PREPARACION

  1. Precalentar el horno a 170 grados C calor arriba y abajo.
  2. En un bol mezclar la harina, el bicarbonado, la levadura y la sal. Reservar.
  3. En otro bol batir bien los huevos, la mantequilla, el azúcar, la vainilla, el zumo y la ralladura de limón. No es necesario batirlo en exceso ya que no buscamos que suba muchísimo, y si nos pasamos, acaba hundiéndose.
  4. Mezclar los ingredientes secos con los líquidos, mejor con una espátula con movimientos envolventes.
  5. Añadir el aceite e integrar todo.
  6. Colocar la masa en un molde alargado, untado en mantequilla o en desmoldante.
  7. Hornear durante 45 minutos.
  8. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, hacer el glaseado mezclando los ingredientes y echarlo por encima. Dejar secar.

Lo más importante para que salga bien, es no excederse con la temperatura del horno, recomiendo hacerlo a 160-170 C porque a 180C alguna vez se me ha bajado dentro del horno por exceso de temperatura. Es una masa un tanto delicada en ese aspecto, y vale más la pena tardar un rato más con el horno y que salga bien.

No es un bizcocho que crezca mucho, pero no por ello deja de ser muy esponjoso, y de hecho aguanta muy bien el paso de los días. Es más tipo plum cake.

IMG_4156

La glasa tiene un sabor a limón bastante fuerte 🙂

IMG_4158

Así es como queda por dentro.

Es un bizcocho bastante sencillo, pero para mi gusto, mejor que el bizocho de limón y yogur típico. ¡Quien sea muy limonero adorará este bizcocho!

Ahora me voy a hacer un latte con un trocito 😛

Donuts caseros

4 Abr

IMG_3896

Hoy traigo una receta rica rica, la he hecho muchas veces pero no sé por qué no había subido la receta. De hecho he ido probando varias recetas a lo largo del tiempo hasta que di con la clave para lograr que los donuts aguanten tiernos más tiempo. En la mayoría de recetas generalmente hay que comerlos en el mismo día porque se ponen duros.

La clave es el uso del azúcar invertido, que se usa mucho en heladería para evitar que cristalice. Podéis ver cómo se hace pinchando aquí:  Azúcar invertido

Pero si no tienes los ingredientes para hacerlo, puedes utilizar Golden Syrup o un poquito de miel, pero ten en cuenta que la masa cogerá el sabor, y ya no será lo mismo.

INGREDIENTES: (para unas 18 unidades)

IMG_3840

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 150ml de leche
  • Piel de naranja
  • 100ml de agua
  • 50 gr de mantequilla temperatura ambiente
  • 1 sobre levadura de panadero o 1 cubo de levadura fresca
  • 1 huevo
  • 50 gr de azúcar (25gr de azúcar normal y 25gr de azúcar invertido)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • un chorrito de aroma de vainilla
  • cardamomo en polvo al gusto
  • aceite para freír

Para el GLASEADO BLANCO CLASICO:

  • 150gr de azúcar glacé
  • 3 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de vainilla

Para el GLASEADO DE CHOCOLATE:

  • 100gr de azúcar glacé
  • 35ml de agua
  • 75gr de chocolate fondant

PREPARACIÓN:

  1. Hervir la leche con la piel de naranja y dejarla templar por debajo de los 37 grados.
  2. Poner en un bol la harina, la levadura, el azúcar y la sal, incorporar el huevo batido, la leche templada y el cardamomo.
  3. Amasar a mano o a máquina, yo lo hice con la amadora, accesorio gancho. Cuando esté todo amasado añadir poco a poco la mantequilla hasta que se integre del todo.IMG_3841
  4. Formar una bola y cortar dos líneas en forma de cruz encima.IMG_3842
  5. Cubrir y dejar que doble su tamaño.IMG_3878
  6. Estirar la masa dejando que quede algo gruesa y cortarla con el molde de donuts, o bien con un vaso de boca ancha, y para los agujeros podéis usar un descorazonador de manzanas o la parte trasera de una boquilla de manga pastelera.
  7. Colocar los donuts cortados sobre papel vegetal. Dejar levar de nuevo hasta que doblen el tamaño. Lo mejor es dejarlos levar dentro del horno apagado.IMG_3880IMG_3882
  8. Cuando hayan crecido, recortar el papel vegetal, de esta forma podremos trasladarlos al aceite caliente sin deformarlos, al contacto con el aceite, el papel se despega muy fácil y podréis retirar los trozos con una pinza de cocina.
  9. Freirlos en abundante aceite caliente (sobre 180 grados), se hacen muy rápido así que hay que estar pendiente de darles la vuelta. Lo ideal es freírlos de dos en dos para que el aceite mantenga la temperatura.img_3883.jpg
  10. Colocarlos sobre papel absorbente, y de ahi a la rejilla, donde los glasearemos cuando hayan enfriado del todo.IMG_3884IMG_3886
  11. Para el glaseado blanco clásico basta con mezclar los ingredientes. Para el de chocolate, hay que poner todos los ingredientes juntos al baño maría hasta que el chocolate se haya fundido del todo y los ingredientes estén del todo integrados. Es importante dejar que los glaseados sequen del todo antes de comer, en parte ayudarán a mantener la masa jugosa más tiempo.
  12. Si hacéis mucha cantidad, podéis congelar los donuts antes de glasearlos, guardándolos envueltos de uno en uno.
  13. Se mantienen bien unos tres días bien cerrados en un bote o lata hermética, aunque no suelen durar tanto, al menos en mi casa 😀

Y así es cómo quedan por dentro:

IMG_3897

Quedan muy ricos, y personalmente prefiero un donut de panadería que los industriales, no sólo por el tema ingredientes, sino porque el sabor me resulta más rico.

¡Os animo a hacerlos! No os dejarán indiferentes 🙂

Galletas de avena, pasas y naranja

31 Mar

IMG_3984

¡Hola de nuevo! Esta semana traigo una nueva receta que hice a partir de la receta básica de galletas de avena, pero tuneándola a mi gusto.

Y es que tenía copos de avena en casa, a veces me apetecen para desayunar, pero no muy a menudo. Me resulta muy insípida y ni siquiera en cocina suelo utilizarla. Pero estas galletas han salido de lujo, así que ya puedo reciclar los copos de avena 😀

INGREDIENTES: (salen unas 21 galletas tirando a grandes)

IMG_3972

  • 200gr de copos de avena
  • 120gr de mantequilla en pomada (se puede sustituir por la misma cantidad de aceite de oliva)
  • 2 huevos grandes
  • 100 gramos de harina normal (sustituible por integral, espelta,etc)
  • 40 gr de azúcar panela
  • 1 cucharada de miel (podeis eliminar el azúcar y poner sólo miel)
  • 10gr de levadura Royal (baking soda)
  • 5gr de sal
  • Un chorro de aroma de vainilla
  • Uvas pasas y cubitos de piel de naranja confitada (podeis cambiar o añadir: frutos secos, dátiles, semillas, chips de chocolate,etc)

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180 grados C calor arriba y abajo, sin aire.

Hice la masa con el robot Monsieur Cuisine, asi que si lo tenéis o usáis thermomix: primero añadir ingredientes líquidos y grasos, después la harina y la levadura. Reservamos las pasas y la naranja.

Mezclar velocidad 5 durante 40 segundos.

IMG_3973

Quedará una masa humectada, tipo engrudo, es necesario que quede así para que las galletas no salgan secas.

Añadir las pasas y la naranja, velocidad 1 marcha atrás durante un minuto.

IMG_3974

Para preparar la masa sin robot: batir los huevos con el azúcar, añadir la vainilla y la mantequilla, mezclar bien, después resto de ingredientes.

A continuación con la ayuda de una cucharilla colocamos bolitas de masa sobre la bandeja de horneado, forrada con papel vegetal.

img_3975.jpg

Pueden dejarse así, o una vez puestas en la bandeja, se pueden moldear un poco con las manos, os recomiendo aplastarlas porque no crecen demasiado ni se expanden como otro tipo de galletas.

Hornear durante 12 minutos y dejar enfriar encima de una rejilla. Conviene manipularlas con cuidado porque recién salidas del horno están bastante blanditas.

IMG_3977

Quedan unas galletas de aspecto rústico y de sabor inmejorable.

La textura interior no es crujiente, para ello necesitarían unos minutos más de horneado, pero en casa nos gustan así, además personalmente noto que aguantan mejor el paso de los días porque no se quedan duras ni secas.

IMG_3980

IMG_3981

Espero que os haya gustado la receta, ya que resulta muy versátil poder hacer unas galletas para todo tipo de gustos, y que además permiten modificar ingredientes para hacerlas saludables, para aquellas personas que no toman azúcar o harina de trigo.

Además el punto de sal les da un toque delicioso, las próximas serán íntegramente con aceite de oliva, que me acaban de traer un aceite artesano que está de rechupete.

De momento, yo me retiro a merendar un café con un par de galletas 😀

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera

22 Mar

IMG_3717

De nuevo vengo con una receta típica de Semana Santa, que no sólo de torrijas vive el hombre 😀 esta vez toca buñuelos de viento rellenos. Confieso que algún año los he comprado hechos por comodidad, y aunque están buenos, para mí les falta más sabor a limón. Y eso sólo se soluciona haciéndolos en casa.

Vamos con los INGREDIENTES para unas 24 unidades:

IMG_3703

Para la MASA:

  • 250 ml de agua
  • 40 gr de azúcar
  • 30 gr de mantequilla
  • ralladura de un limón entero
  • un chorrito de aroma de vainilla
  • media cucharadita de sal
  • 130 gr de harina
  • 4 huevos
  • aceite para freír
  • azúcar y canela para finalizar

Para la CREMA PASTELERA:

  • 500gr de leche
  • 75gr de azúcar
  • una rama de canela
  • piel de limón
  • 3 huevos
  • 40 gramos de maizena

PREPARACIÓN:

En primer lugar haremos la crema pastelera, receta básica y muy sencilla. Se pone al fuego una olla con casi toda leche (menos un vasito), el azúcar, la piel de limón y la canela.

Por otro lado se baten los huevos, se mezclan con el vasito de leche reservado y la maizena, se remueve bien todo hasta que no queden grumos.

Cuando la leche empiece a hervir, bajamos el fuego y retiramos el limón y la canela.

Añadimos la mezcla que tenemos preparada y removemos con unas varillas sin parar, se irá espesando con rapidez. Es importante no dejar de remover para que no se queme, si veis que tiene burbujas de estar hirviendo, retiradla del fuego sin dejar de remover, hasta conseguir la textura de crema pastelera, recordad que al enfriar espesará todavía más, así que no debe quedar demasiado espesa.

Pasamos la crema a un bol, tapamos con papel film a ras de la crema y dejamos enfriar por completo. También podéis meterla directamente en la manga pastelera, pero tardará mucho más en enfriar.

Para la masa de los buñuelos, pondremos en una olla al fuego el agua, la ralladura de limón, el azúcar, la sal, la mantequilla y el aroma de vainilla hasta que hierva.

IMG_3704

En ese momento añadimos de golpe toda la harina y removemos rápido con una cuchara o espátula, hasta formar una masa contundente que se separe de las paredes de la olla. Generalmente apago el fuego porque se hace perfectamente con el calor residual. Lo que obtendremos será una masa choux.

IMG_3705

Pasamos la masa a un bol y dejamos enfriar durante 15-20 minutos.

IMG_3706

Pasado ese tiempo, vamos añadiendo los huevos de uno en uno y mezclando. No se añade el siguiente huevo hasta que el anterior está integrado.

El resultado será algo así: (los grumitos que se ven son el limón rallado)

IMG_3708

En este punto se puede freír la masa o bien se puede dejar reposar 2 o 3 horas para que asiente, y de paso darle tiempo a la crema pastelera para que enfríe. Yo preferí esperar.

Una vez que la masa ya ha reposado, se pone a calentar aceiten en cantidad en una sartén honda. Es importante que el aceite esté bien caliente para que el buñuelo haga costra y no se vaya el aceite al interior, de lo contrario el buñuelo quedará chafado en vez de redondo. Pero también hay que controlar que no se quemen por fuera y queden crudos por dentro. Suelo controlar la temperatura del aceite con un termómetro para tenerlo a 170/180 grados centígrados.

Con un par de cucharas de postre cogemos trozos de masa, como si fuésemos a hacer croquetas, y depositamos la masa en el aceite caliente.

IMG_3710

Veréis que la masa dobla su tamaño y en pocos minutos suelen darse la vuelta solos para dorarse por el otro lado, no obstante siempre es mejor ir controlando, por si fuese necesario darles la vuelta con la espumadera.

Una vez hechos, los vamos depositando en una fuente con papel absorbente, para eliminar exceso de aceite.

Cuando estén todos hechos, dejamos que enfríen y después los rellenamos de crema con la manga pastelera, para ello lo mejor es tener una boquilla de rellenar como esta:

IMG_3718

Podeis encontrarla facilmente en tiendas o webs de repostería.

Cuando hayamos rellenado todos los buñuelos, los pasamos por una mezcla de azúcar y canela.

IMG_3716

¡Y listos para comer! No olvideis guardarlos en frío, máximo 4 días, aunque con lo buenos que están no llegarán al cuarto día. Asegurado.

La masa tiene un sabor potente a limón, así que la ralladura podéis poner menos si no os gusta mucho el limón, pero a la crema pastelera ¡le va de vicio!

IMG_3715

 

 

Ensaimadas

15 Mar

IMG_3658

Hoy nos vamos hasta Mallorca, con su icono repostero por excelencia: las ensaimadas. Aunque pueda parecer un dulce complicado de hacer, en realidad no lo es tanto, simplemente hay que respetar unos tiempos de levado y tener paciencia para hacer la forma de la ensaimada ya que lleva un rato al hacerlas manualmente.

Es una receta que me recuerda bastante a la de los cartones valencianos, aunque tiene sus diferencias. Es una receta que tengo pendiente de subir, porque saqué las fotos hace meses cuando los hice y lo fui dejando 😀

En las ensaimadas tradicionales se utiliza manteca de cerdo, es el “saïm”de ahí su nombre. Pero pueden hacerse con mantequilla, aunque ya no estaríamos hablando de una ensaimada original. Es una cuestión de gustos. Lo que no recomiendo es utilizar margarina, como la masa es tipo hojaldrada le va mejor la mantequilla.

En Mallorca son muchos los obradores que hacen ensaimadas de lujo, artesanas, y haciéndolas en casa me di cuenta de por qué tienen el precio que tienen. Incluso la receta de cada obrador suele ser “secreta” en muchos casos. La receta que vamos a ver a continuación es una receta de panadería, salen unas 11 ensaimadas de 80 gr, si queréis hacer más bastará con sumar cantidades de forma proporcional, en esta receta es muy sencillo porque son medidas redondeadas.

IMG_3641

INGREDIENTES:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 1 taco de levadura fresca
  • 150 ml de agua templada
  • 3 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 15 gramos de sal
  • Manteca de cerdo para untar
  • Azúcar glacé para espolvorear al final
  • un chorro de aceite de oliva para aceitar

PREPARACIÓN:

IMG_3642

Mezclar todos los ingredientes para hacer la masa, en este caso utilicé la panificadora de Lidl, programa 7 de amasado (dura 15 min). Primero se pone en la cubeta los ingredientes líquidos, y al final la harina y la sal. La levadura hay que desmenuzarla dentro del agua templada (nunca más de 30 grados).

Con amasadora es el mismo proceso, utilizando el accesorio gancho.

En el amasado a mano, se hace un volcán con la harina y se añaden dentro los líquidos. Amasar.

IMG_3643

Una vez que consigamos una masa manejable, hacemos una bola y con las manos aceitadas la humedecemos un poco y la guardamos en un bol tapada hasta que doble su tamaño, suele hacerlo en una hora.

IMG_3646

A continuación se parte la masa en porciones de unos 80 gramos, y con cada porción hacemos bolas, plegando la masa por la parte de abajo hacia el centro.

IMG_3647

Dejamos las bolas reposar unos 15 minutos, de esta forma la masa perderá tensión y será mucho más fácil trabajarla.

IMG_3648

Después estiramos la masa, intentando hacer formas rectangulares, no pasa nada si no queda perfecto, hay que estirarla hasta que la masa quede muy finita, al punto de que veamos la encimera al otro lado, no temáis porque es una masa muy elástica, es difícil romperla. Al estirarla veréis cómo las esquinas se adhieren a la superficie de trabajo, de esta forma la masa no encogerá.

En este punto tengo que advertir que si la masa os ha quedado algo pegajosa, no debe añadirse harina a mayores. Si notaseis que se pega a la encimera, bastará con aceitar levemente la superficie de trabajo.

IMG_3649

El siguiente paso es untar manteca de cerdo por la masa ya estirada, con las manos, acariciando. No es necesario poner demasiada. Durante este paso podeis también untar la masa con crema de chocolate si queréis darles un sabor diferente.

IMG_3650

Una vez untada la masa. Hacemos rollos con ella, no importa si no quedan iguales.

Os recomiendo hacerlos todos seguidos, porque de nuevo, daremos tiempo a que la masa pierda tensión.

Cuando tengamos todos los rollos, iremos uno por uno haciendo “churros” estirándolos con las manos sobre la encimera, como si fuese plastilina 😀

Veréis cómo la masa estira muchísimo sin romperse, una vez que tengamos los rollos muy alargados y finos, los colocamos sobre la bandeja de horneado, de esta forma:

La punta interior la tapamos con una vuelta de masa por encima, el resto de la masa quedará con espacio en medio, ya que crecerán durante el siguiente levado.

Tapamos las ensaimadas y dejamos levar hasta que doblen tamaño, las mías tardaron hora y media. A veces les cuesta subir, un truco es ponerlas durante un rato en el horno a 50 grados centígrados, vigilando el tamaño que van adquiriendo.

Si lo hacéis así, hay que sacarlas del horno en cuanto hayan crecido.

IMG_3654

Precalentamos el horno a 180 grados calor arriba y abajo. Horneamos durante unos 10 minutos, hasta que estén algo doradas. No hace falta tostarlas demasiado.

IMG_3655

Colocar sobre una rejilla y dejar enfriar del todo. Cuando estén frías, espolvorear con azúcar glacé.

IMG_3657

Quedan muy suaves y esponjosas. Una delicia.

IMG_3659

IMG_3660

IMG_3661

Espero que os hayan gustado y os animéis a hacerlas 🙂

Y si alguna vez pasáis por Mallorca y tenéis la oportunidad de ver cómo las hacen, no os lo perdáis, porque da gusto ver a los panaderos manejar la masa con tanta destreza.